30 diciembre 2012

Reajustando planes

        Yo quería ser cirujana
Tenía madera. Me gustaban las manualidades y se me daba bien el punto de cruz. Era fan de Anatomía de Grey. Tener una excusa para ir todo el día en pijama me parecía un sueño. Pero estando en Medicina me hice (literalmente) añicos la espalda estudiando como una corcovada hasta que se me quebraron los codos y me salió lumbalgia. He desarrollado un temblor en las manos como un tic nervioso que no me deja maniobrar con tanta precisión como antes. Además, me he convertido en una cegata que no enfoca más allá de los 4 metros. Si ya tengo estos achaques antes del MIR, no quiero pensar cómo acabaré después ni de cómo podría resistir esas horas de quirófano. Creo que debería replantearme seriamente esta situación. Sí, lo he decidido. No voy a seguir más Anatomía de Grey. 
No pensarías que iba a descartar la Cirugía por un reúma de nada, ¿no? Además, entre tú y yo, la serie se ha vuelto malísima, ¿no te parece? 

29 diciembre 2012

Pide un sueño

Pídelo sin más. Porque es gratuito soñar. Porque puede hacerse realidad. Porque hacerlo te convierte en mejor persona; abre tus puertas a la oportunidad y a lo que está por llegar. Nunca conseguirás aquello que no está en tu mente. Aún cuando pase ante tus ojos, contoneándose con evidencia, si no está entre tus ideas alcanzarlo, igual de fortuito que llegó se irá. No permitas esto último. No vivas vagabundo de ideas y proyectos. Haz tu lista de propósitos y verás con qué facilidad encaminas tus pasos -sin dudarlo y casi sin quererlo, hacia donde quieres. Sin distracciones ni trucos de magia. Verás qué sencillo es trazar la recta que se extiende entre tus sueños y tú. Pero para eso antes debes formular tu deseo...

XMAS

Carrie Bradshaw frente a un documento en blanco, Sexo en Nueva York
No se me ha pasado que ha sido Navidad. Que ayer fue el día de los Inocentes y que en un par de jornadas, será hora de acabar el calendario y colgar el 2013 en la pared. Pero qué quieres que te diga, he estado ocupadísima liándome el turbante a la cabeza. Ya están a la vuelta de la esquina los exámenes de Enero, el terror universitario de las vacacaciones de navidad. Paso más horas fuera que dentro de mi casa, estudiando (snif, snif). Mis amigos varios me dicen cosas como "pues sí que estás estresada con la carrera, ¿no?". Yo ya, después de 6 años, desisto de que ellos entiendan lo difícil que puede ser esto. Lo peor de todo es hacerlo sola. Pero por alguna mágica alineación de las estrellas, este año no ha sido así. De hecho soy feliz de poder decir que estoy pasando las fiestas junto a las personas que más quiero y me importan. Saber que están de mi lado me hace sentir completa y es eso mismo que deseo para todos. Lo de escribir entre tú y yo, sería factible de tener alguna idea en la cabeza pero ahora mismo está vacía. He formateado y sostengo con fuerzas las riendas de mi imaginación, por el momento. Lo único que necesito son estanterías de vacío para llenarlas de Pediatría, Oftlamo, Dermatología... Suena deprimente, ¿verdad? Pero eso es mi vida estos días, la poca que tengo se la debo a horas robadas del sueño. Por suerte para mí, amo lo que hago y soy una experta ladrona de las fortunas del tiempo.      

21 diciembre 2012

Solitude

 
"Un estremecimiento me distrajo del silencio. No recuerdo la última vez que oí sonar el teléfono en la casa de al lado. Parece que fue ayer cuando se marcharon y se llevaron con ellos la luz y los sonidos. Pero el ayer no es libre para pasar página, es la cárcel del tiempo. Y tiempo es justo lo que había llenado el vacío de esa casa hasta que rompió el eco de aquella llamada. No hubo respuesta, claro. Un minuto más tarde dejó de sonar. Pero eso no fue suficiente para quitarme de la cabeza quién pensaría encontrarla en una casa vacía. ¿Habría alguien todavía, que no supiera lo que había ocurrido allí?"
Fragmento para otro de mis próximos libros, ¡jejeje! 

18 diciembre 2012

My car, oh! so fast




Una gran verdad sobre mí: nunca me cansaré de hacerlo. Ya sea de día o de noche; esté en medio de la ciudad o en el campo; más rápido o más despacio; con las ventanas abiertas o cerradas; con lluvia, viento o sol. Quizá mi error sea confiar demasiado en un buen motor sin importar el chasis, pero cuando circulas a la velocidad que me muevo yo, el color es lo de menos. Me apasiona conducir (rápido). Y esto entre tú y yo no es un spot de BMW. 

Ausencias

Ya me ha pasado otras veces. Que estando en la calle veo cruzarse conmigo a una persona que es casi idéntica a alguien que conozco y quiero. Gente que está lejos, en distancia y en tiempo, que sólo te regalan ausencia y recuerdos. Quien tuviera un gira-tiempo para poder alcanzarles de nuevo en algún punto del pasado y retomar aquella charla, en aquel momento. Dicen "el tiempo pone a cada uno en su sitio", pero a mí el tiempo no hace más que darme y quitarme gentes. Y luego casi me las devuelve, cuando camino por las calles de ningún sitio y se cruzan entre tú y yo anónimos con rostros familiares. Hoy estoy echandolos de menos a todos ellos.

15 diciembre 2012

Ad-mirándote

Picadilly Circus, London 2010
La RAE dice que admirar significa "ver, contemplar o considerar con estima o agrado especiales a alguien o algo que llaman la atención por cualidades juzgadas como extraordinarias".
Así que, aplicando este simple concepto, tomamos como punto de partida que no vale decir que admiras a tus padres. Porque todos sabemos que los quieres porque te soportan quieren y te puede parecer que lo que hacen por ti sea genial, pero yo aún no he visto ningunos padres expuestos en un museo o una galería. Extraordinario es sinónimo de inusual, insólito, singular y de todo lo que se salga del ordinario. Lo que nuestros padres hacen por nosotros no es nada raro, de hecho todos hacen más o menos lo mismo, seguramente por un puñado de proteínas codificadas genéticamente por alguna endiablada pareja de cromosomas. Por las mismas tampoco sería viable admirar al Sol, las estrellas o la Luna a menos que te parezcan de una belleza superior. Pero no sé por qué, me da en la nariz que después de ver el mismo panorama día, tras noche, tras día, tras noche, tras día... terminas tomándolos como algo pobremente atribuído. Tampoco podemos guardar todas nuestras admiradas de admiración para la gente que está muerta. Sé que esa palabra puede dañar la sensibilidad de algunas personas, pero es que sí, las grandes obras de la Historia, que son dignas de que las remires, están firmadas por la mano de gente que con alta probabilidad, están fallecidos (mires como lo mires, están bajo tierra vaya). Sería un derroche de energía que se va a perder en el infinito del universo porque a nadie le importa lo más mínimo si una estatua en Florencia, seguramente cubierta de polvo centenario, te parece sublime. Por tanto, hacia dónde enfocar la mirada si no es a los padres, a la naturaleza ni a las reliquias remanentes de los muertos no vivos. No lo sé; dímelo tú.
Yo me levanto cada mañana y antes de llegar a la biblioteca a las 08:00 am (valeeee, a las 08:13) ya he encontrado miles de motivos de admiración. Porque una definición no me quita el sueño, y si no es extraordinario lo que ocurre cada día es porque no te has parado a admirar bien el Mundo que hay entre tú y yo. Al fin y al cabo nuestro abuelo el latín, nos dice que "se admira una selección de lo que se ve y se para uno a mirar aquello que le llama la atención" ya sea considerado extraordinario o no.

13 diciembre 2012

Miedo

Creo que nadie pasó nunca tanto como Luke Skywalker cuando Darth Vader le dijo que era su padre. Gran poder el Miedo. Y pobre Luke, porque aquel día casi acaba con él y se lo lleva al otro barrio lado oscuro de la Fuerza
Y sin embargo el miedo sigue siendo un mal que nos persigue, nos espía y nos asalta a cualquiera de nosotros en cualesquiera que sean sus circunstancias. No podemos vivir con él pero tampoco sin él. Aprendemos a qué tenemos miedo y lo hacemos parte de nuestra existencia. Convivimos con él y tratamos de evitar a toda costa el detonante que nos haga saltar y nos ponga en evidencia mostrándonos sólo entonces, lo vulnerables que somos. Pero nos olvidamos así de que el miedo es un gran aliciente; el impulso que, muchas veces, necesitamos para establecer la diferencia entre un hecho en potencia y nuestra realidad. Y qué si el miedo está apostado entre la felicidad y tú, ¿acaso le vas a dar tregua? Mi consejo es que no te detengas, que cada minuto del resto de tu vida, luches. Porque al enfrentarnos a nuestros temores estamos dando el primer paso en el camino correcto hacia nuestro propósito. Y porque el sabor de la victoria que puede encontrarse al otro lado de esta oscura cortina de humo supera -seguro, con creces, el amargor de la incertidumbre y el escozor de la vergüenza -ambos pasajeros. No des tiempo al miedo; no le permitas entrar; no dejes que te meta el miedo en el cuerpo. Como me gusta decir y aconsejo siempre, "Make it happen". Sabes que va por tí, amigo P., junto con un gran abrazo ;) 

12 diciembre 2012

¿Suerte o Destino?

Una pregunta con la que entretenerse. Yo llevo ya un rato dándole vueltas como si fuera una bola de nieve, de estas que se van haciendo cada vez más grande y, si te descuidas, te lleva por delante. Si me preguntaras, lo primero que te diría sería que "no sé qué decir". Pero como todo aquí entre tú y yo, da para algo más que eso. Sí, yo creo en el destino. Pero por muchas de las cosas que me han ocurrido; ellas me han llevado a pensar así, a vislumbrar el fino trazo de ese plan. Como me ocurre en otras tantas veces, no puedo explicártelo. Es cuestión de querer creer. Lo que tengo claro es que no me trago que el azar sea tan quisquilloso ni tan malévolamente calculador. Confabular con el Mundo para que encajen las piezas que dibujan nuestra realidad, no es cosa de la suerte. Tampoco es mi intención traer el karma a colación puesto que ese tema se me escapa ya de las manos (salvo cuando está claramente en contra mío). Dulce subjetividad.
Tienes que preguntarte si, cuando te ocurre algo bueno, eres de los que ven algo más allá de la suerte -una señal; o al contrario, un feliz giro del azar. Escojas la postura que sea, el margen de error será el mismo porque, como dice mi hermana E. "no es como la ciencia, que es verdad y punto". Aquí la única verdad es que se juega con nosotros como si fuéramos dados. Lo que vea cada uno será aquello que quiera creer. Pero puestos a observar, ¿por qué no enfocar a lo que puede haber más allá? Porque puede no haber nada; vale... Pero cómo negar la evidencia, cómo no ver encajar esos sucesos que se precipitan y se enlazan y forman un sutil entramado. Somos dueños de nuestras vidas -queremos creer. Pero yo opino que creer en el destino no es despersonalizar nuestra capacidad de tomar nuestras elecciones, sino dar sentido a las mismas. Amargo escepticismo. 
 

10 diciembre 2012

Ayer y no hoy

Hoy, hablando del colegio, y por razones tangentes a este post, me acordé de cuando era niña, antes de que llegaran mis hermanas. Recordé así de pronto, el poster de La Sirenita que había colgado en mi cuarto, de mi uniforme marrón y mis peluches. Nunca le llegué a coger el truco a los patines; tenía unos de esos con cuatro rueditas. Me los ponía para practicar pero a mi madre no le gustaba que patinara en casa y a mi me daba vergüenza caerme en público. Mis tardes favoritas eran las que pasaba en la calle, sobre todo en las tiendas. Lo mejor era ir a esas donde vendían telas de carnaval y recoger las lentejuelas caídas del suelo. Mis primeras palabras en inglés fueron cat, dog, Sue y Peter. Cuando me enseñaron alguna más, empecé a hacer representaciones de diálogos en inglés. Yo siempre pedía hacer el papel de la bruja porque creía que era el personaje más molón de todo el Classbook. Mi princesa era, y siempre será, Cenicienta (con el doblaje original). Recuerdo que quería ser abogada porque en casa veía películas de policías y me parecía que los abogados hablaban y vestían muy bien. Además de que siempre tenían razón. Mi peluche preferido era el pato Donald. Me gustaban los privilegios de hija única, como que mis abuelas me dieran dinero para comprar cromos de la Barbie. Tenía un camisón de pijama como la Wendy de Peter Pan. Tuve tres amigos imaginarios hasta que mis padres me dijeron que iba a tener una hermana. Aún me acuerdo de sus nombres. Como no me gustaban las uvas, en Nochevieja partía el año con conguitos de chocolate. Cuando salía de paseo solía coger flores para hacer un ramillete. Luego las llevaba a casa y las ponía en un vaso con agua esperando que sobrevivieran. Ninguna lo hizo pero yo no dejé de coger flores. Tenía un monito pequeño de peluche que estaba cosido a un sillón de gomaespuma. Un día mi padre arrancó al mono, lo metió en un tupper con agua y lo puso en el congelador. Cuando lo fui a buscar estaba hecho un cubito de hielo. Me gustaba la cámara de fotos que teníamos, de esas que imprimían la foto al momento. Me parecían divertidas. Otras veces, proyectábamos las fotos que tenía mi padre en carretes de diapositivas de los viajes que había hecho con mi madre cuando eran jóvenes. Esas fotos las hacía con la otra cámara, la grande, que tenía un trípode; eso ya era de profesionales. Si hubo una primera palabra entre el Mundo y yo fue "papá". Porque de alguna manera sabía que él iba a ser la persona que siempre me diera la razón. Mi madre iba a darme más guerra. Pero invariablemente, ellos son las personas que primero me llevaron de la mano.

06 diciembre 2012

Being almost back

Jordan Matter's Dancers among us
¡¡¡hola hola!!!

Te preguntarás qué he estado haciendo con mi vida y por qué esto anda tan silencioso. Pues mira tú que he estado estudiando mucho y mi portatil no pudo soportar tanto estrés y claudicó. Por eso me he visto deliciosamente obligada a recurrir a mis amados amigos los libros. El único problema es que pesan demasiado y sacarlos de la biblioteca me supone un problema logístico en mi ya-saturada-de-papeles habitación.

Aparte de estudiar todo el tiempo, he sacado algunos momentos para algunas risas, lágrimas y besos. La Vida te da muchas sopresas y algún que otro tropiezo. Pero no te aflijas, no es nada que no tenga solución. De hecho guardo mis esperanzas en que puedan resolverse ambos tropiezos, con el tiempo. 

La vida académica me retumba en la cabeza y me zarandea como si fuera una maraca. Ya queda menos, es el consuelo de los estudiantes y los necios. Por lo pronto llevo las cosas al día, no quiero visualizar aún las fiestas que vienen y los días de biblioteca. De momento espero el próximo café, y la oportunidad que me lleve de nuevo a escribir cualquier cosa entre tú y yo.  

Con otros ojos

 
A veces me gustaría mirar directamente en las personas con otras lentes y a través de ellos averiguar, qué se esconde en las profundidades de su retina. Ver lo que hay en su fondo y más allá, por detrás de la vía óptica. Acomodarme en sus dioptrías y hacer acrobacias con sus ejes. Pero no ha de encontrarse todo esto tras una lente sesgada. Sólo es para aquellos capaces de enfocar correctamente sin fatiga. Y es tan fácil perder el punto focal que al final dudamos de si lo que conocemos es real o virtual. Más de una vez me gustaría mirar en los ojos de los demás y saber qué hay allí. Pero es inútil porque no se ve con los ojos y una mirada entre tú y yo no basta para conocerte. 

25 noviembre 2012

Veleta

Hacia dónde giras pequeña veleta. En cuanto te miro, huyes. Cambias de dirección con cualquier silbido del aire, como si volaras sin alas. Qué grande debes sentirte por encima de todos, apuntando hacia tu propio norte, en el Norte de donde quiera eso que esté. Y sin embargo, qué yermo debes creerte para bailar al son de todos los demás, esperando cada día el torbellino que despierte en ti tu propio tú, el rayo que te electrifique de punta a punta. Qué necios seríamos nosotros si viviéramos como tú, veleta. Sin duda eso de girar al ritmo de los demás es algo que sólo se permiten los enamorados. Por eso guardan para ellos los alisios su susurro de amor que sabe a besos. El resto de los mortales nos agitamos con el movimiento de las corrientes y creemos persistir, jugando a esquivar las bocanadas de la vida. Pero no es así, verdad pequeña veleta. No hay mucha diferencia entre tú y yo. Ambos contemplamos pasar los soles y las lunas por igual, vivimos aferrados a lo que encontramos a mano y nos sostenemos... como podemos, con todas nuestras fuerzas entre tanto bamboleo. 

20 noviembre 2012

Dando rienda suelta

       Hace tiempo que decidí dar rienda suelta a mi espontaneidad. 
No a toda claro, porque creo que el mundo aún no está preparado para ver eso. Pero sí a una discreta cantidad de ella que ha sintonizado mis días en Technicolor y les ha pintado una sonrisa. Todo es más divertido, más alegre y los problemas menos pesados. Decir lo primero que se te ocurre tiene sus cosas buenas y malas. Otra persona que también se ha dejado un poco de melena al aire es mi mejor amiga Z. El resultado conjunto entre las dos es una sinergia positiva del buen rollo y la verdad es que nos reímos muchísimo. Llámalo risoterapia, amigoterapia o como quieras. Mi consejo es que lo pruebes. A veces sólo vas y la cagas. Pero cagarla es parte de la vida. Al menos de la mía.   


18 noviembre 2012

Milikituli



Me he dado cuenta de que no importa si la amistad se acaba. Lo que cuenta es que alguna vez empezara y valiera la pena mientras duraba. Como decía un notorio autor de nada como Gabriel García Márquez, "no llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió". Los amigos son un tesoro muy valioso y no sólo lo dicen las tarjetas de felicitaciones que venden en las tiendas. Lo digo y lo creo firmemente. Un amigo no es sólo amigo, es hermano, compañero, colega, confidente, cómplice; para las risas y las lágrimas. Da igual si está contigo para siempre o fue tu pareado durante algún tiempo. La cuestión es que, mientras estaba contigo, fue muy especial. Nadie debería vivir sin amigos y yo hoy mando un abrazo a los míos de todo corazón, entre ustedes y yo

05 noviembre 2012

Dijo el sabio

... de mi profesor, claro. 
A quién va uno a hacer caso en estos días de locos donde un estudiante pasea sus pretensiones frente a los catedráticos sin vergüenza. Pues a los más viejos, que a mi parecer son los más sabios. Si a ellos les cambian un protocolo mañana, no dejarán de ser buenos clínicos. No quiero pensar qué ocurriría si eso le pasa a uno que acaba de empezar y decidió hacerlo empollándose un par de guías médicas.  

Hoy dijo una cosa muy graciosa y antes que escribirlo en el anonimato de un post-it escurridizo, preferí hacerlo entre tú y yo. Fue lo siguiente: "En Medicina no hay números, sino personas". ¡Pero nos han enseñado a medir, a pesar, a tomar frecuencias y a contar por minuto, por hora, por día, durante meses! Sin duda tiene razón y eso es algo que a mi mente de ex-cirujana declarada y clínica en potencia no se le escapa. Por eso cada vez que veo un paciente, lo miro. Cuando le pregunto, lo escucho. Y al salir de la habitación me llevo conmigo todo aquello que dijo y lo que no. Los pacientes no son números.

30 octubre 2012

Lo mejor que te da la Vida

¿Es normal sentirse tan realizada con el trabajo?
No sé qué me pasa de un tiempo para acá, pero mi motivación se ha elevado a la enésima potencia. Estudio, hago prácticas, voy a clases y vuelvo a estudiar pensando en lo mismo. Regreso a casa pensando en niños y sueño con ellos. Sí, amigo, otra cosa no... pero mi dedicación a la medicina no me la podrás negar. De hecho está llegando a ocupar casi todo mi tiempo dentro y fuera del hospital, mientras como en la cafetería con los amigos y cuento cada anécdota con los niños, entre clase y clase o en las asignaturas optativas de la tarde. Los niños me persiguen y a mí eso me encanta. Cualquier treta que pueda sacarles una sonrisa para mí es una poción secreta de poder y de ilusión. Por momentos pensé que mis influencias hormonales me la estarían jugando pero semanas más tarde y no en mi mejor momento, me levanto cada mañana como si fuera el único. Creo y afirmo sin miedo, que podría vivir con la Pediatría, casarme con ella e ir entre ella y yo, a por una hipoteca con interés a largo plazo. 

El párrafo anterior te puede parecer la confesión de cualquier persona con trastorno obsesivo pero así es la Medicina y así es lo que te gusta, absorbente y maravilloso. Yo también soy un poco "focused", en cuanto algo me capta, me tiene. Igual que me pasó en Cardiología; que dejó en mi vocabulario habitual palabrejas como cateterismo, arteria obtusa marginal que no sabía que existía o super-favorita.

En una de las guardias, una mamá me dijo que su bebé era lo mejor que le había dado la Vida. No sé por qué, yo la creí. Hoy fue la primera vez que exploré (en primera persona) un recién nacido y lo único que pude pensar mientras lo hacía era que la emoción, la intriga y lo maravilloso de aquello sólo podía ser superado por el hecho de que fuera tuyo.  

Feliz noche de martes ;)



PD: para todos los que echan de menos las chuminadas entre tú y yo, gracias! ;) me estresan al pensar que tengo que escribir más, pero hago lo que puedo, jejeje!

25 octubre 2012

Primeros pasos

No te ha ocurrido, que sin querer acabas en el principio; si te descuidas cruzas el inicio, y te encaminas hacia un destino que tu instinto parece conocer mejor que tu raciocinio. 
Cuando supe que quería ponerme en camino, me di cuenta de que ya había dado los primeros pasos.
Pontevedra

22 octubre 2012

En marcha


Nunca pensé que un día miraría a las montañas y las llamaría por su nombre. Hoy me siento más lejos de casa que nunca. Como si llegara a ninguna parte y estuviera allí precisamente mi hogar. Como si mis pasos me alejaran -inexorables, de lo que un día fue mío impulsándome a lo desconocido que se abre entre el vacío y yo

15 octubre 2012

Las dos caras de la Medicina

Sí, tiene dos caras. O más bien, cara y espalda. 
Para los profanos de la vida médica, esto que ven aquí arriba es una sesión clínica, donde empieza cada día, sujeto a la variabilidad de cada departamento, la actividad de los médicos. Los casi-médicos estudiantes también tenemos que asistir aunque hay muchos que optan por pasárselo por el forro no ir. A mí me parecen muy interesantes porque te muestra mucho más de cerca un sinfín de detalles, imperceptibles durante el resto de la jornada. Por ejemplo, te das cuenta de quién lleva la voz cantante y quién le apoya, quién es la oveja negra del servicio, qué pacientes nuevos han venido, quienes se marchan y quienes tienen un síndrome raro que no sale en Wikipedia. Deliciosa rutina para un clínico. Pero no es grande la contribución del alumnado en estas sesiones puesto que nos han programado para permanecer en la última fila, detrás de todos los médicos. Ver, escuchar y aprender es todo lo que podemos hacer, cruzando los dedos entre tú y yo para poder obtener de ello el máximo provecho. Pronto llegará el día en que me sitúe al otro lado y pueda enfrentar cara a cara los debacles diarios. Formaré parte activa ¡y tan activa! en la sólida cadena de la Salud y estos pensamientos me traen grandes esperanzas para mí y mis amigos. Al fin y al cabo, ¿qué prisa hay por ser carne de cañón?

Metas imposibles

No es que sea crítica con aquellos que desean lo más difícil aunque este post no está excento de juicio. Acepto que me digas que soy la primera en soñar el infinito y encima, perseguirlo. Creo con pasión en despropósitos de risa que forman los peldaños de mi camino. Así mi Vida es lo que es, un torbellino caótico de querer y no querer. Pero para entenderme a mí, ya estoy yo. Lo que me destroza de verdad es conocer buenas personas que fijan su meta mucho más lejos, allá por el oscuro terreno de la improbablidad. No porque ellos no sean merecedores ni tengan las aptitudes que se requieran para lograrlo, sino porque en juegos de dos hay que contar con al menos dos variables independientes y, si la otra persona no es el medio, poco veo posible que llegues al objetivo. Llegados a este punto, lo único que se me ocurre decir es: "lo siento, chico".   

14 octubre 2012

Collecting Nature

Se ha convertido en una interesante afición coleccionar cosas de diversa naturaleza y procedencia. Lo de las conchas me viene de pequeña. No sé si te habrás percatado del curioso dato de que vivo en una isla volcánica, con playas de arena negra y poco más que guijarros, así que todos mis hallazgos provienen de costas fuera de donde vivo. Al igual que ocurre con las bellotas y las hojas de árboles cuyas raíces no encontrarás en suelo volcánico. Quizá más que recuerdos son acaso trofeos, arrancados de su sitio por mi mano y para mi regocijo atesorados, entre esas paredes de vidrio donde los guardo, observando impasibles el paso de mi ajetreo y del tiempo. Mi amiga S. me aseguró una vez que los botones de cuatro agujeros eran los más comunes pero yo me reservo mis dudas. Vivo en la tierra del sol, donde la gente no viste de camisa ni lleva chaqueta con frecuencia. 

Hablando al mar

Dime tú, pequeña caracola, si no es el mar digno vacío para tus pensamientos. Di si no es verdad, que las mareas van y vienen dibujando una fina estela de espuma a su paso, rompiendo con fuerza en tus incorruptibles escollos como si quisieran erosionar, y erosionando, las barreras indomables de tu mente. Háblame pequeña caracola, sobre las sirenas de las profundidades y los tesoros que surcaron los océanos contigo y allí para siempre quedaron, encubiertos. Hay tanta riqueza en el calado de tu ingenio y sin embargo, lejos queda de la visión del marino inexperto. Conocer los confines del mar puede llevar mucho tiempo. Puedes viajar toda una vida y aún así sentirte grumete. Sólo los más audaces se acercan a conocer las idiosincracias de tus pleamares. Navegan con viento de popa y llegan, hasta los confines del mundo por penetrar las abruptas costas de tu persona. Nadie se lleva la gloria de fondear en aguas mansas, ni de alcanzar tu playa coralina. Di si no es verdad, pequeña caracola, que quienes se adentran en el mar viven amándolo, que luchan contra viento y marea por no encallar estando en aguas inquietas y que indudablemente ello les conduce a la tierra firme que tú abres ante ellos. Tú has de saber, caracola mía... pues tú llevas contigo el eco de todo ello. A través de ti habla el mar en primera persona, deja la huella de sus historias en la arena y traduce el rugir de las olas en una lengua viva aún en las orillas de tu existencia. No me aventuro a querer abarcar tus oscuros misterios con mi humilde balandra. Basta con que quiera adentrarme un poco, lo suficiente para sentir que me muevo, y que navego. Quiero oír la espuma de las olas al pasar, saborear el salitre en alta mar, mi meta es salvar las mil leguas que hay entre tú y yo. Enséñame pequeña caracola, a esuchar el Mar por favor.

12 octubre 2012

Día de la Hispanidad

Nuestra Señora del Pilar, Zaragoza 2006
Yo me encontraba por estos lares, un caluroso día de Agosto hace ya un par de añitos. Sabes que me encanta compartir mil cosas entre tú y yo y ésta no iba foto no iba a ser menos. Me trae muy buenos recuerdos familiares y personales, de aquellos días en los que no sabía qué era la Medicina ni qué diablos iba a hacer yo con mi vida.   

¡Feliz 12 de Octubre!

Las edades de la inocencia

Nadie nos dice cuándo decidimos creer o no creer. Un día los acontecimientos se precipitan y dejan en tus manos la respuesta. Y ésta nunca es tan sencilla como creer o no creer, sino aceptar vivir la fantasía, hacer de los sueños la norma de tus días y abandonarte a la ilusión sin remordimientos. Acaso existe un ser más feliz que un niño; uno de cinco, venticinco o cientocinco años. Yo creo que no. Pero la realidad no está de acuerdo conmigo y juega despechada con nuestras aspiraciones, cercándonos como una goma elástica que nos da un ligero margen y con las mismas, nos hace retornar al eje. Allí nos quiere a todos, arrinconados en un lugar olvidado junto a la imaginación y los polvos mágicos de hada. Cruel existencia, nos enseñas a amar una utopía para más tarde arrancarnos sin piedad todo rastro de inocencia. No por ello quieras crecer muy lejos. Cuídate de la sensatez y huye de la prudencia. Haz de cada amanecer el prólogo de un nuevo cuento. Entre tú y yo hay más de lo que a simple vista se ve. Magia; nos rodea, nos envuelve... ¿no lo sientes? Cierra los ojos y ve.

11 octubre 2012

"Pasaste por mi vida en un suspiro. Te cruzaste con mi escepticismo y tropezaste con mi indiferencia. Casi me hiciste creer en cuentos de princesas y bajaste para mí la luna de abril, la más plena, la más bella. Quiso el destino que conociera el sabor del placer de tu boca, para mi eterno recuerdo y mis nostálgicas tardes. Si hubiera sospechado... te hubiera cazado al vuelo en aquel segundo eterno que fuiste mío. Pero no iba a ser yo tan inteligente ni tan oportuna. Errar es humano y perdonar, divino. Por eso confieso que me equivoqué al dejar que te fueras pero no te perdono que lo hicieras. Me dirás, la vida no es justa, y no te lo negaré. Maldito; porque llegaste de improviso y no me diste tiempo a reaccionar. Dejaste en mí tus caricias y en la casa el olor de tu colonia. No diste tregua a la probabilidad ni quisiste saber si lo nuestro fue cosa de azar. Ahora te busco, intento alcanzarte. Pero tu rumbo es para mí un acertijo. Sueño con tu regreso, tu tacto, y dibujo con mi inocencia tu boceto pensando encontrarte a la vuelta de cualquier esquina algún día. Maldito; te ame un segundo y al siguiente, te habías marchado. Cómo pudiste imaginar que te olvidaría, que mis labios no te desearían. Para tu ignorancia y mi sorpresa te diré, que viví aquel suspiro contigo como si fuera el único, que lo fue, y que nunca lo olvidaré. Incluso se puede amar una estela de vapor si ésta es lo suficientemente buena y la tuya lo fue. Creí que entre tú y yo había sitio para más, mucho más; pero se ve que no conocías el plural y yo nunca fui buena en sintaxis."
Fragmento de mi futuro libro, ¡jajaja!

Agua

Uno no se da cuenta de lo importante que es entre tú y yo hasta que falta... 
Camino del Paisaje Lunar, Vilaflor - Tenerife

Regálame

Nadie me negará que lo mejor de la Vida son las propias experiencias entre tú y yo. Por eso, regálame una cama para que pueda perseguir mis sueños; un billete de ida sin necesidad de regreso; unas botas para que me ponga en camino; y ven tú para que lo recorras conmigo. Pues no es sino el mejor regalo de todos nuestra propia historia, con nuestras victorias y las amargas derrotas. Invierte sólo en aquello que pueda hacerte feliz y que te proporcione lo que necesitas allá donde vayas. Se puede ir ligero de equipaje y con el corazón repleto. No te quedes con la duda, con las ganas o con la vergüenza. Exprime tus posibilidades. Experimenta la Vida.  
Aeropuerto de Lavacolla, Santiago de Compostela

08 octubre 2012

Descifrando las profundidades de tu silencio

Con mi amigo Astérix, Pza María Pita - A Coruña


Créeme, a veces el silencio apetece.
Otras es necesario; muchas, sólo estorba.
¿Por qué si no tenemos boca? 

Ni señales de humo ni código morse; 
sólo un esfuerzo y llegan las palabras.
¿Por qué si no aprendemos a usarlas?

Unas letras de nada en un grupo de palabras, 
y estas a su vez en estrofas adornadas.
¿Por qué si no íbamos a estructurarlas?

Porque el silencio ni se pinta ni se comenta.
Pero si se ha de pintar que sea con colores; 
y si se ha de contar que sea entre tú y yo.


El traicionero silbido de la derrota

Poco ha de trajinar la oscura sombra del desastre para que caigamos presa de las vorágines de la Vida. El impetuoso rugir de nuestras voluntades no es antagonista suficientemente fuerte para encauzar los reveses de las corrientes ni amansar el fluir de un cauce sin márgenes. Sólo el carácter impreso en nuestra persona es rival digno frente a tales desventuras. Pobre de aquel que se deje ahogar por los vaivenes de los ajetreos ordinarios pues, no es sino un infortunio que una persona no crea en el poder de su propia fuerza sin duda, encubierto bajo maleables capas de inseguridades. Bravo por aquel que sí vive para ver madurar el fruto de la paciencia y la sabiduría intrínseca al gran viaje de la Vida, destino él mismo de nuestra existencia. No es sino suyo el mérito y por tanto, el provecho, de una plenitud susurrada entre la brisa y las caricias del viento, que envuelve y acompaña a quien se hace dueño de sus virtudes y surca con pasión entre las mareas de sus propias sombras.   
Cola de huracán que pasó por las Islas Canarias, feb 2010

05 octubre 2012

entre estrellas

Quién adivinara en las estrellas el futuro y fuera hechicero para calcular a ojo un embrujo que funcione. Resolvería alguna ecuación con múltiples incógnitas y despejaría de mi mente las dudas. Pero es sólo del humano menester, moverse entre incertidumbres y caminar a pie. Quién viviera en las estrellas y brillara en la oscuridad del vacío sin algoritmos. Soñaríamos las respuestas de nuestras operaciones y nos saldríamos y yo por las tangentes del cielo. Pero una vida errante, en silencio y bamboleando entre gravedades no es existencia que se aprecie. Porque si me preguntas qué quiero te digo, cualquier colisión imprevista que pueda cambiarnos de signo y si me dices que escoja será, aquello que me lleve contigo.

04 octubre 2012

¡A la de 23!








 

Queridos lectores y amigos, ¡hoy celebro mi 23 cumpleaños!
No por ello me siento más vieja ni más reumática porque si algo no puede conmigo es la decrepitud y el fugaz paso del tiempo. Cada segundo con los míos cuenta como si fuera un momento infinito. Graciñas a todos los que se han acordado de llamar, pasarse por mi pasillo, darme un abrazo y todo su cariño. Entre tú y yo siempre hubo algo más que letras y lo sabes. Conmigo siempre van esos buenos recuerdos, los silencios y los gritos, las angustias y los suspiros, las miradas secretas y las risas histéricas. Ahora me encuentro ante la puerta de la expectativa y los sueños que me quedan por enmarcar. ¡Deséame un buen viaje!

02 octubre 2012

Círculo de menor confusión



En Oftalmología es el punto donde la imagen está degradada por igual en todas direcciones y por tanto, donde hay menos falta de nitidez. Hablamos del Astigmatismo, una anomalía en los medios refractivos del ojo que hace percibir todas las imágenes desenfocadas. Entre tú y yo ese punto dice mucho más. sabes que yo siempre tengo que andar sacando las cosas de quicio. Pero tampoco me fiaría de alguien que cree que el infinito es todo aquello que va más allá de los 6 metros, como mis amigos los optometristas. Sin duda el punto donde hay menos falta de nitidez es el presente; en cuanto saltas al siguiente círculo concéntrico, que abarca pasado y futuro, todo se vuelve más borroso, más desenfocado. Nuestra privilegiada memoria no es suficiente para recoger cada detalle de cada situación pasada porque de ser así, sin duda nos estallaría la cabeza. En cuanto al futuro, uy... eso sí que queda desenfocado. Me atrevería a decir que somos inteligentes. No, espera, eso es una palabra demasiado fuerte. Somos seres lúcidos, con la capacidad de enfocar en el presente aquello que centre nuestra atención y retener lo pasado para el futuro. ¿Me explico? Quizá se entendería mejor si te confieso que me parece vivir entre una cortina de vapor que me oculta lo que fui y lo que está por venir. Lo único que parece más claro son estas gota de presente que nos regalan. Por eso vale la pena hacer que cuenten.   

No es un mata-mosquitos sino un Disco de Plácico con el que se valora el Astigmatismo.

01 octubre 2012

La joven que vio el extraño caso del "situs inversus"

Esa soy yo :)
Me he visto en la obligación moral de chulear un rato dar a conocer un caso clínico muy curioso que tuve la oportunidad de ver estando de prácticas en el CHUS (Complexo Hospitalario Universitario de Santiago), el Situs Inversus
La primera vez que leí esas palabras estaba como de costumbre, con las gráficas de los pacientes a primera hora de la mañana. En primer lugar se echaba un ojo a los ingresos y ya con eso te hacías una idea de cómo iba a ir la mañana. Por ejemplo, si abrías la carpeta y leías "traslado de Coronarias - pauta de Sintrom", sabías que si ese paciente se encontraba estable, se estaría subiendo por las paredes 3 días hasta que los de Hematología le cuadraran la pauta del Sintrom y se pudiera ir a casa; si en cambio, leías "Altable", poco menos que le enseñabas la puerta y le decías Bon voyage

Aquella mañana abrí la carpeta y después de una parrafada de tecnicismos, me percaté de algo nuevo "situs inversus". Le pregunté a mi querida resi A. qué era eso, ella se sorprendió como yo y dijo que había conseguido ver 3. Yo dije que si ella había visto sólo eso, yo fijo que no lo había visto en mi vida. Correcto. Enseguida me puso en la pantalla una imagen muy parecida a esta...
Para los no-médicos de la sala, el corazón va al otro lado
 - Ay...
Mi carita feliz debía de parecerse mucho a la de cualquier niño cuando lo dejan entrar en una casita de juguete: por una parte no te lo crees y por otra quieres empezar a meter mano a la de "ya".  ¡Ay, Señor! ¡Que iba a ver a un paciente con el hígado y el estómago al revés que además tenía el corazón al otro lado! En ese momento Deb Pita estaba calculando mentalmente dónde iba a poner el fonendo entre la inmensidad del tórax adulto. Entonces sacamos el electrocardiograma que traía desde Urgencias y lo desplegamos en la mesa entre mi resi y yo. Nótese que en las derivaciones I, II y aVF normalmente positivas, se ven ondas claramente negativas con lo que nos sale un eje desviadillo a la derecha. Claro, el corazón manda.
 
No contenta con haber hecho averiguaciones sobre el papel fui con los médicos durante el pase de visita a conocer al paciente. Si resultaba colaborador podría volver más tarde y hacer una exploración cardio-respiratoria y abdominal completa con más calma. Así fue. El paciente y su familia eran de lo más agradable y dos palabritas en gallego-canario chapurreado bastaron para que se dejara meter mano

La auscultación fue de lo más curioso. Al colocar el fonendo en el foco que debería ser el más claro (sobre ápex cardiaco) apenas se podía oír un eco de los latidos, al otro lado. Al voltear los focos al lado derecho, la auscultación no tenía más ciencia. Luego en el abdomen, tal como se podía averiguar en la Rx de tórax, se palpaba el borde hepático bajo el arco costal izquierdo del paciente y se escuchaban ruidos gástricos a su derecha. 

El Situs Inversus Totallis es un hallazgo raro que se caracteriza por la imagen en espejo de todas las vísceras torácicas y abdominales. En caso de que fuera sólo el corazón el que se encuentra cambiado, se llamaría dextrocardia. Puede acompañarse de alteraciones cardiacas, intestinales y vasculares. No es raro que se asocie a anomalías cardiacas congénitas. Saber reconocer dicha naturaleza en un paciente es de gran importancia en cuanto al abordaje diagnóstico-terapéutico. 

¡Que pases buena tarde!

30 septiembre 2012

Vicisitudes comestibles

Una vez estábamos cenando en casa. Esa noche tocaba uno de mis favoritos: sandwich a la plancha. Soy fan total. La sandwichera será el nº1 de mi lista "Má, cómprame uno de estos cacharros cuando me vaya de casa". Mi madre no había llegado del trabajo, así que nos preparamos dos sandwichs a repartir entre mis dos hermanas, mi padre y yo. Cuando estuvieron a punto, los pusimos en el plato y los fuimos a dividir de manera que tocara a medio para cada uno. Mi padre cogió el cuchillo y los partió en 2 rectángulos. 
Entonces mi hermana más pequeña lo vió y dijo: "¡Nooo, pártelos en triángulo que así toca a más!".
Acto seguido los demás agachamos la mirada hacia el plato mientras dibujábamos mentalmente una figura tal que así, intentando calcular cómo se podía sacar más de aquello pero a veces... la ficción no va más allá de los sandwiches de jamón y queso. Cosas de mi hermana pequeña, ¡jajaja!    

 
¡Feliz tarde de domingo!

the VERSATILE BLOGGER Award

Cuando me desperté esta mañana, no se me ocurrió que podría recibir un premio. Una cosa así alegra a cualquiera; después me preguntan que por qué siempre estoy tan feliz. Con amigos como los míos da gusto levantarse cada mañana. Pues resultó que mi colega Drew, de aquí al lado (>véase Egipto) me ha colgado la medallita de el "Versatile Blogger Award". Y como me consta que detesta el naranja, le dedico esta entrada con un toque de color cítrico...  
Recoger el premio requiere los siguientes pasos:
 
A) Agradecer al blog que te lo ha dado --- Ohh! Gracias amiga! Un abraziño! <3
 
B) Compartir siete cosas sobre ti para que tus seguidores te conozcan un poco mejor --- Vale 7 cosas sobre mí, esto tiene que ser fácil, a ver:
1\ Si me dieran a elegir entre tener al hombre perfecto y un puesto de médico en una expedición al Polo Norte durante 2 años, estaría haciendo la maleta.
2\ Me gusta la lluvia y los días grises encapotados, por eso me he pasado los últimos veranos emigrando a zonas del norte. No me importa mojarme, ni llevar chaquetas ni bufandas ni gorros ni caminar bajo la lluvia (preferentemente con paraguas).
3\ Toda mi vida había pensado que el deporte es un rollazo hasta que me puse unos tenis y salí a correr. Me hace sentir más ágil y mejor. Te recomiendo que pases del sillon-ing al footing. 
4\ No puedo estar mucho tiempo lejos del mar. Siempre he vivido frente al océano y verme de repente rodeada de tierra me agobia. No cambiaría el salitre del mar por nada del mundo.
5\ Quiero hacerme un tatuaje pero como no sé en dónde, pues aún me lo estoy pensando...
6\ Creo en Dios, aunque no sé muy bien si me llevo bien o mal con él. No puedo concebir que estemos tan solos y no haya "algo más". 
7\ Soy una maniática de la puntualidad, me gusta llegar muchísimo antes a los sitios (abrir las puertas y encender las luces si hace falta) por si ocurre algún imprevisto por el camino, como que me abduzca una nave espacial y tenga que volver en space-stop.
C) Repartir el premio a otros 15 blogs que sigas habitualmente y enlazarlos --- ¿15? Eso es una broma, ¿no? Estudio medicina, no tengo tiempo de conectar tanto con el mundo.
>> Al blog de mi amigo Jesús -- El paciente y tú porque me encantan sus historias. Que seamos compañeros de profesión tiene algo que ver, vale, pero nunca me cansaría de leerle aunque hablara de pepinos y lechugas.
>> A Pablo y su blog Psicologueando porque sabe no sólo hablar al mundo sino escucharlo.
>> Al blog de mi amiga Zita porque siempre tiene Un sinfín de emociones por contar acompañadas de buena música.
>> Al blog más femenino por el que he pasado -- Alury :)  
>> A mi amiga Bea Robles y el blog con el título más insinuante Orgía de letras, para que esté donde esté, no deje de escribir.         
D) Comentar en los blogs premiados para comunicarles que han recibido este premio --- ¡hecho!

29 septiembre 2012

Eruditos vacíos y don-nadies con ideas brillantes


Me creo que Einstein fuera un incomprendido. 
A diario descubro gente con ideas diferentes y curiosamente, brillantes. Aquellos que de un caso aislado pueden sacar una regla universal válida. Sin saber cómo, simplemente porque saben que tienen razón. Aquellos que saben ver y ven lo que los demás no advertimos. El problema es que nadie les escucha, porque no tienen una voz que suene más alta que el relincho de las masas. Y así todo queda en nada; y esas ideas brillantes se oxidan y se olvidan. Lamentablemente, decidimos escuchar no a las voces anónimas, sino aquellas que se presentan con nombre y apellidos, sin importar qué diga ni con qué intenciones lo haga. Pudiendo estar a favor o en contra y teniendo al respecto tantas variadas opiniones como personas hay en este Mundo. El por qué: porque es más fácil decir "sí" o "no" a lo que otro ha pronunciado antes. Gestar ideas nuevas y además inteligentes, es tarea difícil y destreza de muy pocos. Por eso yo prefiero desechar a las grandes corrientes y afinar el oído para escuchar lo que la gente entre tú y yo tiene que decir. A menudo me sorprende lo que encuentro.   

El reflejo del alma

Plaza del Humor (antigua Plaza de los Huevos) - A Coruña

Hay quien dice por ahí, acertadamente, que la cara es el reflejo del alma. Para mí no hay dudas de que esto sea así. Una cara feliz dice mucho, la risa siempre es contagiosa y una cara triste te deja sin palabras. Luego está el que dice que la procesión se lleva por dentro. Claro que, lo que hay dentro, dentro... eso es un misterio. Lo que tengo seguro es que uno lleva consigo lo que tiene; si estamos deprimidos poco entusiasmo podremos aportar, puesto que no se puede sacar de donde no hay. Si en cambio estamos felices, irradiamos buenas vibraciones, tenemos ese brillo en la mirada y en el corazón. Dicen la felicidad no es la meta, es el camino y yo me lo creo. Los obstáculos para la felicidad sólo existen si tú así lo crees, pues sólo nosotros tenemos la solución a nuestras catástrofes. Y ten en cuenta que recibimos de los demás lo que damos porque si la Naturaleza funciona de una manera es dejándonos recoger lo que sembramos. Hoy, si piensas lo mismo que yo, sacúdete las preocupaciones y échale una sonrisa a la Vida ;)

26 septiembre 2012

Porque yo lo valgo

Hablar con tu madre puede ser un poco cansino irritante desquiciante agobiante. 
Ya sabes, las madres...
Y sobre qué habla uno con su madre; de casi todo, a no ser que tengas tendencia autista. Yo antes era más habladora, le contaba cada minúsculo detalle de mi apasionante vida hasta que a los 7 años tuve un par de esas cosas que llegan sin pedir permiso: hermanas. Tampoco me quejo. Más que nada porque con los años he acabado priorizando y hablando con ella las cosas más importantes, que son las que incluyen generalmente "(gastos de) dinero" (compromisos no, porque están incluidos en la categoría de gastar dinero), "facultad y curiosidades de medicina", "amigos y amor" (casi inexistente). 

     En el apartado de "amigos y amor" tengo siempre un ligero trastorno. 

Yo creo que tal vez, lo que haga sospechar a mi madre sea que, aun pareciendo buena persona (porque lo parezco) tenga amigos que se cuentan con los dedos de una mano y amores que no se cuentan con ninguna. Al principio pensaba que era tímida; luego, que no sabía hablar con los chicos; más tarde, que era rara y ya por último, que viviré hasta los 100 años como una solterona. Sí. Cuando tu madre empieza la frase diciendo "Mira esta mujer X, yo ya pensaba que se iba a quedar solterona y al final, después de tantos años, encontró a este hombre Y", es mala señal. Quiere decir que ya te da por caso perdidísimo. Incluso creo que si le digo que me fugo de casa con un gogó de discoteca, se alegraría. 

Las charlas madre-hija trascendentales ahora van sobre "a lo mejor es que tienes una idea de ti un poco... bueno, cada uno sabe lo que vale. Pero a lo mejor pides demasiado". ¡No! No soy una creída, ¿vale? Me creo lo justo y necesario; a veces ni eso. Tras este tipo de charla perturbadora vuelvo a mi rincón protector: mi mesa de trabajo llena de cosas, mi silla de IKEA y en especial, mis fotos. He tenido pocos amigos y menos novios pero soy una persona feliz. He vivido este fisco de vida a mi manera y ha sido una experiencia entre tú y yo maravillosa. Un vistazo me vale para darme cuenta de que sé perfectamente qué puedo alcanzar... ¡lo que yo quiera! Porque yo lo valgo.

¡Feliz tarde de Miércoles!

Vanidad xD (fotógrafo E.G. --- Praza da Constitución, Santiago)

En mis sueños

A veces vivimos situaciones que parecen parte de un sueño,
tal vez por el lugar, la persona, el momento o todo ello.
Cuidado aquel que sabe capturar ese instante y guardarlo,
pues el que guarda siempre tiene y el que atesora un recuerdo,
vive persiguiéndolo sin saberlo... en sus sueños.   
Puente de Rande - Vigo

24 septiembre 2012

Odd

Plaza de España, A Coruña







  
 
 
Con frecuencia me sorprende la facilidad con la que olvido que hay gente en el Mundo que hace cosas muy muy raras; cosas que van más allá de las extravagantes desviaciones aleatorias normales de mi mente. 

¡Buenas noches!

23 septiembre 2012

Otro

Después de otro verano demasiado maravilloso ha llegado otro comienzo de curso. 
Sumo ya unos cuantos a mis espaldas pero nunca me canso de ellos. La expectación de los primeros días, el olor a libros nuevos, las bibliotecas vacías, las colas en secretaría, las caras conocidas por los pasillos, los vaivenes de fichas de las asignaturas y en definitiva, todos esos pequeños detalles hacen que volver sea una delicia. Lo que no es tan delicioso es retomar el ritmo sueño-vigilia pero no todo podía ser bueno. Ahora es tiempo de promesas, agendas sin estrenar y buenos propósitos para lo que está por venir. Y mientras pasan estos primeros momentos de reincorporación nos sacudimos la nostalgia de aquellos días de verano, ya lejanos, y nos ponemos manos a la obra con nuestros deberes. No podemos vivir anclados en el pasado, aunque queramos. Esto es lo divertido del asunto, proyectar entre tú y yo nuevos planes, nuevas ideas, nuevos cursos, nuevos amigos... ¡a saber qué está por venir! 
¡Feliz comienzo de curso! 

Muelle en Muros, A Coruña
                                         

20 septiembre 2012

Gente "?"

Seguro que te ha ocurrido. Y ahora con los comienzos de curso, más todavía.
Es inevitable que, al conocer a alguien, tardes un tiempo en darte cuenta de si realmente te va a caer bien o le vas a detestar. Ellos son ese gran interrogante en la ecuación de la socialización. Las reacciones pueden ser infinitamente variadas desde personas con las que conectas al instante, aquellos que nunca te cayeron bien y no sabes por qué, los que te sorprenden -positiva y negativamente, los que prejuzgas y luego ese remoto grupo de gente que no sabes cómo clasificar. Esos que aún estás conociendo y que apenas te dan una pista sobre qué puede pasar entre vosotros. Normalmente no me lleva mucho tiempo calar a la gente. Me he llevado alguna sorpresa pero en general mi ojo clínico apunta bien. Por eso me resulta tan aplastantemente desquiciante que tarde más de una conversación en determinar si "sí" o si "no". Pero amigos, me ha pasado. Ahora aparte de las dudas de dermatología y las existenciales inagotables, me veo dudas andantes por el hospital. Yo soy como Cristiano Ronaldo cuando no marca. Aléjate porque puedo explotar.  
\/\/\/\/\/\/\------ ¡¡BOOM!!------\/\/\/\/\/\/\