Mostrando entradas con la etiqueta cupido. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cupido. Mostrar todas las entradas

04 marzo 2013

Jugando a princesas



El otro día estaba MUY aburrida y me dio por ponerme a hacer tests de una página para solteras aburridas. De uno de ellos saqué la siguiente conclusión acerca de mi personalidad. Es bastante acertada simpática.   
"Sra. Cuidadosa y Caprichosa, no te gusta estar sola, pero esa no es razón para acabar liada con alguien que no satisfaga tus expectativas. ¡Y tienes unas cuantas! Sabes cómo tiene que ser el hombre con el que estés pero, sobretodo, tienes claro cómo no debe ser. ¿Slips y camisetas interiores de tirantes? ¿Uñas sucias, dichos machistas y amigos extraños? Te irritas con facilidad y desapareces, así de fácil. En caso de duda eliges huir. Eres consciente de que, de vez en cuando, pasas por alto o desechas a alguna potencial pareja. Pero no por ello piensas renunciar a tus grandes expectativas. Puede haber varias razones para ello: que has tenido malas experiencias, que tienes caprichos de soltera y, si eres sincera, no quieres comprometerte."
¿Puede alguien conocerme mejor sin conocerme? Saben todos que me dedico a buscar esa probabilidad entre 1 millón acaso exista, no lo sé. No hay nada de malo en ser ultraselectiva (como las vagotomías en Digestivo). "Pero Deb, ¿se irá algún día la princesita de cuento?" -me puedes preguntar. La respuesta entre tú y yo es, absolutamente no. 

11 octubre 2012

"Pasaste por mi vida en un suspiro. Te cruzaste con mi escepticismo y tropezaste con mi indiferencia. Casi me hiciste creer en cuentos de princesas y bajaste para mí la luna de abril, la más plena, la más bella. Quiso el destino que conociera el sabor del placer de tu boca, para mi eterno recuerdo y mis nostálgicas tardes. Si hubiera sospechado... te hubiera cazado al vuelo en aquel segundo eterno que fuiste mío. Pero no iba a ser yo tan inteligente ni tan oportuna. Errar es humano y perdonar, divino. Por eso confieso que me equivoqué al dejar que te fueras pero no te perdono que lo hicieras. Me dirás, la vida no es justa, y no te lo negaré. Maldito; porque llegaste de improviso y no me diste tiempo a reaccionar. Dejaste en mí tus caricias y en la casa el olor de tu colonia. No diste tregua a la probabilidad ni quisiste saber si lo nuestro fue cosa de azar. Ahora te busco, intento alcanzarte. Pero tu rumbo es para mí un acertijo. Sueño con tu regreso, tu tacto, y dibujo con mi inocencia tu boceto pensando encontrarte a la vuelta de cualquier esquina algún día. Maldito; te ame un segundo y al siguiente, te habías marchado. Cómo pudiste imaginar que te olvidaría, que mis labios no te desearían. Para tu ignorancia y mi sorpresa te diré, que viví aquel suspiro contigo como si fuera el único, que lo fue, y que nunca lo olvidaré. Incluso se puede amar una estela de vapor si ésta es lo suficientemente buena y la tuya lo fue. Creí que entre tú y yo había sitio para más, mucho más; pero se ve que no conocías el plural y yo nunca fui buena en sintaxis."
Fragmento de mi futuro libro, ¡jajaja!

16 septiembre 2012

Oyéronse campanas de boda

Hace una semana que fue la boda de mi amiga K.
Qué queréis que os diga, no encontraréis en mí a la más fiel defensora de las bodas. Sólo pensar en semejante situación hace que se me sobresalten las piedras en la vesícula. Todo lo que hay que preparar durante un buen tiempo atrás para una celebración que apenas dura un día. Perdón pero entre tú y yo, la escéptica era yo. Claramente mi amiga K. me ha hecho cambiar de opinión porque, más allá del velo del cliché y la tradición, queda lo más importante que es el Amor. No sólo el de la pareja que contrae nupcias, sino el que profesan por aquellos de quienes desean rodearse en ese día tan especial. Y para mí, sentirme querida y unida a otras personas es.. ¡lo más! Incluso si ello requiere litros de laca, rulos y tacones de muchos centímetros. Ellos estaban enamoradísimos; la novia, exquisita y los demás tirábamos al aire nuestros mejores deseos para ellos mezclados con el arroz. La incertidumbre de hacía meses sobre cómo sería la celebración, se evaporó en cuanto nos encontramos reunidos en el lugar establecido. Allí un íntimo grupo de familiares y amigos disfrutamos de una velada donde la luz y el color los ponía sin duda mi amiga K y su radiante marido. 
Para ellos les deseo toda la Felicidad posible y un sincero ¡¡Vivan los Novios!!   

29 junio 2012

¿Cómo no ser romántica?


Cómo no serlo cuando vives rodeada de románticos e idealistas.
Me considero afortunada. Vivo rodeada de historias de amor; unas buenas, otras de espera, otras no tan buenas. No soy quién para contar aquí la historia de nadie, salvo la mía propia. Y es lo que hago a cada entrada de blog que escribo. Aquí entre tú y yo atesoro con recelo, palabras tiernas con aroma de vainilla. Pero esto no es nada nuevo. Hoy me parece excitante darme cuenta de que vivo rodeada de románticos que han encontrado a su media naranja, hace 25 años o hace 6 meses; que la han encontrado y ahora comparten su amor con sus naranjitos; que la siguen buscando; que siguen yendo a la misma cafetería sólo por estar cerca de ella; que están dispuestos a seguir esperándola lo necesario; que saben que su oportunidad pasó y aún así estar juntos a medias es mejor que no estarlo; que si tienen que comprar un anillo, lo compran; que imaginan cartas de amor y tienen el valor de escribirlas; que recomponen su corazón hecho trizas y éste vuelve a latir; que aún en la madurez se sonrojan al verse hablando con una mujer en un balcón. Mi padre dice que en estos días, la gente usa la palabra Amor muy fácilmente. Yo creo que no se usa lo suficiente. Él dice que es difícil reconocerlo y yo lo veo a mi alrededor constantemente. Es precioso e inspirador. 

Hoy enamórate como yo, del Amor.

21 junio 2012

El hombre exigente y el in-exigente

La marcada dicotomía entre el hombre algo mayor y el hombre un poco joven se demuestra porque...  
El hombre exigente introduce una pregunta: "espera, responde a esto".
El hombre inexigente, pregunta: "entonces, ¿quedamos?".
Supongo que sabes identificar al mayor y al joven. No es difícil. En  ambas situaciones me he encontrado a lo largo de mi soltería voluntaria. Si te preguntas por los de mi misma edad te diré que, tras muchos años de cercana observación, me he convencido de que la generación del 89 no funciona correctamente, viene con algunas taras de serie. Bien sé yo de eso, hay cada elemento suelto por esos mundos... Eliminando a la generación alfa de la ecuación, nos quedan los jóvenes y los mayores. Y yo, a mitad de camino entre los dos, sin descartar a ninguno, me contento sabiendo que puedo ir en ambos sentidos del eje cronológico y encontrar un final satisfactorio en cada uno. 
Hasta que conoces al hombre en cuestión. Y te suelta una frase cualquiera de las de arriba; que les gratifica con un viaje al archivo de "contigo no, bicho, ¿cómo te lo digo?".
El problema no son ellos, soy yo. Porque a medida que se alejan de un rango de edad cercano al mío, las diferencias en madurez, objetivos y métodos se hacen más evidentes. No quiero una noche de grititos y risitas mientras se hace botellón (ya tuve esa época, jajaja) pero tampoco quiero hablar de nada que implique seriedad (=panico al compromiso). Una amiga me preguntaba el otro día "¿y qué es lo que quieres tú?". Entre ella y yo quedó un sincero "es que no lo sé...".
 

23 abril 2012

11 abril 2012

Mis 10 últimas

Me encanta el cine. 

Es un pasatiempo que comparto con mi familia y ellos, al igual que yo, se han acostumbrado a esperar con ganas las tardes de películas. A menudo me pregunto por qué no creo un blog con críticas de las películas que veo porque redondeando una cifra... ¡he visto miles! Sé que mi opinión no es más que eso, un comentario subjetivo; y no conozco todos los tecnicismos que tal vez se requieran pero yo también leo acerca de las películas antes de verlas y cualquier experiencia personal me resulta útil, me da una idea de qué esperar. ¿Prejuicios? Ya te digo. Pero entre tú y yo, parte de la diversión es echar por tierra la excelente valoración de los otros cuando algo es detestable y otras veces en cambio, descubrir que te emocionas con una historia que está lejos de ser considerada buena.
  
Así que, aquí van las 10 últimas películas que he visto: 

  1. Todos los días de mi vida (2012): Tal vez un poco predecible a pesar de estar basada en hechos reales. Ella -Rachel McAdams- es una de mis actrices favoritas aunque va camino de encasillarse en mi historial particular como "la que siempre sufre trastornos de pérdida de memoria" y lo siento, pero esta película no es El diario de Noa. En cuanto a él -Channing Tatum-, no lo vi todo lo emocional que debería haber estado para un tema de este tipo. Entretenida para un día de lluvia, pero nada espectacular.
  2. Intocable (2011): Mm, me esperaba otra cosa. Había oído las buenas críticas de mucha gente y estaba deseando verla pero al hacerlo no me pareció destacar de la manera que debería haberlo hecho. Creo que no terminé de captar la esencia de la película, ¿qué tiene esta historia que la llevó al cine? La vida de un tetrapléjico rico que lo tiene todo y que tras contratar para su cuidado a alguien que no era de su selecta esfera social descubrió cosas nuevas como... ¿los porros y las ...? Bueno, en fin, que no me parece más brillante ni más oscura que la historia real de cualquier paciente tetrapléjico que haya visto en mi corta carrera.
  3. Sexo en Nueva York (2008): Esta no me canso de verla, una y otra vez. Fui fan de la serie desde el capítulo 0 y para no variar, la continuación de la historia de estas 4 mujeres de Nueva York, me encanta. Es divertida, habla de sexo y tiene glamour, ¿qué más le puedes pedir?
  4. Despedida de soltero (1984):  Sí, la de Tom Hanks cuando tenía 28 años. Una despedida de soltero que no ocurre en Las Vegas pero sí cuenta con todos los demás clichés clásicos de tal celebración y golpes de humor a cada cual más surrealista que el anterior. Desde los primeros minutos de película te estás riendo. Sin lugar a dudas, esta es la primera película en la que pienso nada más oír las palabras despedida de soltero.

  5. El cisne negro (2010): Esto es lo que yo comúnmente denomino trastorning. Fijo que hasta Natalie Portman se traumatizó. Hasta yo me traumaticé. Qué trauma... No niego que la película tenga un buen guión, una dirección sólida, un reparto acertado pero aysh, quizá una visión menos teatral y gótica pegaría más entre la gente. Nunca he practicado ballet, ni estoy a favor de la anorexia como método de vida pero disfruto viendo espectáculos de esta clase (aunque mi competición favorita es el patinaje artístico). Lo único que me agüó un poco la película fue confundirme igual que la protagonista y llegar a un punto en el que ya no diferenciaba lo ficticio de lo real -supongo que ésta era la idea del director pero, amigo, parecía que estaba dentro de un cuadro de Dalí.                                    
  6. Cena de amigos (2009): Por probar algo nuevo y decir sí al cine, a la comida y a los quesos franceses. La calidad de la grabación no es comparable a lo que se rueda en Hollywood, pero quizá este hecho junto a que el tema se desarrollara en una casa, una familia y unos amigos concretos dieran el toque genial a la película. La idea de mezclar dos tiempos, pasado y presente, es muy de mi agrado aunque con la conclusión no quedé tan satisfecha ya que, un final que queda sin finalizar a lo Woody Allen, para mí no es un final.
  7. Sólo una noche (2010): ésta sin duda es la revelación del mes (vamos a no decir del año, que aún queda mucho de año). No es que las tentaciones dentro de la pareja sean un tema de mi preocupación en la actualidad pero el hecho de contar una historia bilateral y simultánea, con los puntos de vista de cada parte -Keira Knightley, Sam Worthington- sincronizados en el tiempo y enlazar tan bien la vivencia y las emociones de cada uno de los personajes, hizo que me encantara. Ni qué decir que el reparto es de lujo y del final, no te digo nada, sólo que es lo mejor.  
  8. The last Airbender (2010): La vi con mis hermanas, ¿vale? Y a la media hora estaba suplicando por un mapa y una brújula. Soy muy vieja para jueguitos de kung-fu y las historias tipo Las Crónicas de Narnia en un mundo imaginario. No sé ni dónde quedan las Islas Fidji, voy a preocuparme por el Imperio del Agua del Norte... Ay, Señor...  
  9. Con derecho a roce (2011): Muy actual, divertida y en muchos casos, verídica. Creo que con el final, se les fue un poco la mano pero lo perdono porque Justin Timberlake es adorable durante toda la película.
  10. La ventana indiscreta (1954): una de las joyas de la era Hitchcock, una de mis favoritas. Exquisita. Actores increíbles -James Stewart, Grace Kelly-, auténticas estrellas de cine de las que ya no se ven. Guión inmejorable, ya sabes lo que dicen, la intriga hasta el final. El decorado perfecto, la ventana adecuada y la duda razonable. Si no la has visto y buscas una historia inteligente, tienes que verla.