Mostrando entradas con la etiqueta verano. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta verano. Mostrar todas las entradas

19 marzo 2015

Llámame anticuada, pero llámame

Grace Kelly by Howell Conant (1955)

Bueno, parece que ahora sí es el momento de empezar a mirarse un bikini nuevo para el verano. 

A la gente que vive en sitios donde aún es invierno puede costarle un sobre-esfuerzo creer esto, pero aquí en Tenerife ya hace buen tiempo. En verdad, siempre lo hace. No es extraño que un fin de semana corriente acabe con atascos de coches en doble fila en la avenida de la playa. Y estamos sólo en Marzo.

El caso es que del verano anterior (¿verano? ¿qué verano? ah, mi verano MIR) no me queda mucha ropa de playa (vamos, casi nada) así que he decidido que es un buen momento para renovar mi vestuario, comprarme un bikini nuevo y tirar el viejo. Para saber lo último en tendencias me ha parecido adecuado echar un vistazo a lo que llevan las demás chicas normales. Aunque de normal llevan más bien poco. Y cuando digo poco, es un eufemismo, porque lo que llevan es más bien nada.

No sé si son cosas mías, si estudiando el MIR volví a 1950 y no me he dado cuenta o si soy demasiado mojigata para los días en que vivo. Supongo que tú también lo habrás notado. No hay que esforzarse demasiado para darse cuenta de que predomina cierta ligereza de ropa entre tú y yo o ausencia de la misma.

Están las mujeres que hacen top-less, culotte-less o total-bikini-less. A veces llegan a los extremos. Ayer mismo había una pareja haciendo nudismo en la playa que hay bajo mi casa. No es que tenga nada en contra de ello, siempre que ellos también respeten las zonas destinadas a esta práctica. Lo que me parece un poco más higher, es que esta pareja nudista estuviera dándose amor mutuamente en la orilla de una playa llena de gente un miércoles por la mañana. (Avísame si tú no ves nada anormal en esto, por si tengo que ir a revisarme el juicio). Lo más gracioso fue que, sólo después de acabar las carantoñas y salir del agua, fue cuando se pusieron los respectivos bañadores. (Sí, respectivos porque él la visitió a ella y viceversa).  
Creo que lo único mejor que podemos hacer en casos como el de arriba es respetar la libertad de todos, mantener el decoro y... mirar hacia otro lado esperando que no haya otra chica presumiendo de brasileñas. 

23 agosto 2013

Mientras tanto

Sigo pululando por aquí mismo. 
Estas semanas de atrás he estado de viaje por Gran Canaria, visitando a la familia que tengo por allá. Ahora estoy de vuelta. Mañana me vienen de visita mi abuela y una de mis primas. Bueno, estoy bastante satisfecha con los desplazamientos si bien me han permitido escapar de las altas temperaturas, aunque en parte. Aún seguimos teniendo demasiada humedad para mi gusto. 

Qué decir de las vacaciones salvo que se hacen cortas. El tiempo pasa volando y cada día cuenta. No he ido mucho a la playa, pero más que los veranos anteriores (que estaba de viaje) seguro. He hecho bastantes compras; las suficientes para no querer saber más de tiendas hasta... digamos, Diciembre del próximo año. Estando en Gran Canaria encontré varias tiendas con libros de segunda mano y pude hacerme con una bonita montaña de libros. No es problema, siempre hay hueco para los libros en mi vida y en mis estanterías. El libro estrella de este verano ha sido "El jinete de Bronce", de Paullina Simons. En un par de palabras: Rusia, II Guerra Mundial, amor imposible, helados de crème brûlée, trilogía. Fueron muchas páginas, mucho amor y algunas lágrimas. ¡Te lo recomiendo! También estuve en un parque de atracciones: pisé por primera vez las pistas de la bolera y jugué en ellas, recordé lo que era ganar al futbolín, pegué un par de corchazos con una escopeta en el campo de tiro, me subí al "barco pirata" donde casi abandono este mundo de manera involuntaria y súbita, sin posibilidad de escribir carta de despedida. 

Luego, en medio del viaje, tuve una infección de orina complicada, con un dolor abdominal que me dejó K.O. y me consiguió un viajito al servicio de Urgencias y una semana de antibióticos. Ahora estoy mejor, pero todavía tengo reciente la imagen de estar retorciéndome de dolor en una silla de ruedas de Urgencias. Qué panorama, ¡jajaja! Para colmo al volver a Tenerife, me hice una herida en la planta del pie izquierdo y no puedo caminar normalmente. Estoy deseosa de saber qué me depara Septiembre, ¡por favor, no más antecedentes personales para mi historia clínica, gracias!

Descanso, calor, agua fría, móvil apagado, más descanso, noches en vela pasando calor, películas buenas y malas para ampliar mi catálogo de pelis vistas, helados, un libro tras otro en mi ebook, cañas y tapas... así es el verano que estoy disfrutando. Espero que estés donde estés, puedas decir lo mismo que yo, sin catástrofes médicas a ser posible, entre tú y yo

17 julio 2013

Vacaciones

Qué bien suena... Después de tanto examen y tanto trabajo, ya era hora de descansar. Al principio estaba un poco rara, por disponer de tanto tiempo entre tú y yo. No sabía ni qué hacer. Pero finalmente me rendí y busqué algo con lo que disfrutar: ¡verano! Con las hojas de lunes a domingo completamente vacías en mi agenda, para llenar con lo que quiera. No me busques ni me llames, lo más seguro es que esté en algún lugar sin cobertura... ¡Hasta pronto!
Playa de la Nea, Tenerife

22 junio 2013

Con el agua hasta el cuello

Estos días, amigos y amigas muy cercanos y queridos míos están estudiando para exámenes finales, muy exigentes y vitales para la conclusión de sus Grados. Soy consciente de que no todos están de vacaciones aún entre tú y yo, y que cada universidad termina cuando le viene en gana. Por esto me gustaría enviarles desde este pequeño rincón, un poco de luz y un abrazo enorme a todos. Ojalá la empatía fuera más práctica y pudiera echar una mano real a la carga que tienen ellos en estos momentos pues así, yo también me he visto -agonizando. Lo que queda es coger el tiempo por el cuello y ¡un último empujón, amigos!

Verano 2012 - Santiago de Compostela (desde la izq: Lily, yo)

Esperando el último acta

El acta de notas, claro. Fue el miércoles pasado. 
Puedo decir con gran placer y satisfacción que todas las asignaturas de la carrera están oficialmente aprobadas y superadas con buenas notas. Así que ¡adiós, comisión de apuntes! ¡adiós, fotocopiadora! ¡adiós temas de 24 páginas con cuadros borrosos en blanco y negro! Seis años me ha llevado, completar estos 5 cursos teóricos. Así que, ya iba siendo hora...  Por eso me asustó un poco cuando, dos días después de la publicación de las actas, recibí un correo de un profesor con asunto: "Error". Uff, el corazón se me desmayó. Para colmo, fue uno de esos momentos en los que el portátil decide ponerse a actualizarse y no camina ni para delante y para detrás. Cuando por fin pude leer el correo... alivio. Se les había olvidado contar unas décimas en una de las asignaturas así que pasé de tener un ajustado 6'9 a un feliz 7 con unos escasos decimales. ¡Bien! A quién le molesta recibir noticias así. Todo zanjado y ahora, amarrado, esperando que llegue el día de hacer mi última matrícula en esa secretaría mohosa de la Facultad de Medicina de la ULL. 

En el fondo, tú y yo sabemos que aún me queda el sexto curso de Medicina, que no va a estar libre de pruebas prácticas, escritas, orales, difíciles o más sencillitas. Además a eso hay que sumarle que estaré preparando el MIR al mismo tiempo. Pero yo soy de las que cree que si no tienes algo de lo que preocuparte, no tienes nada por lo que alegrarte.

FINAL DE 1er CURSO - JULIO 2008 (desde la izq: Miri, Ale, yo, Patri, Isa C. e Isa F.)

24 abril 2013

Pasos

Volver a la facultad después de varias semanas, pasar por sus pasillos vacíos a primera hora de la mañana, notar el aire fresco y húmedo, oler a césped recién cortado y al momento, encontrarme paseando de nuevo por el campus universitario de Santiago de Compostela.
 

26 febrero 2013

Así, en plan monólogo


El monólogo es el eufemismo utilizado como excusa para echarse un rollo, contar tu vida/penas, como quieras llamarlo. Y ya puestos a que todo el mundo que dice lo que piensa parece tener razón, la libertad de expresión y farándulas como esa, me he propuesto marcarme un monólogo como una campeona. (Me resulta bastante difícil escribir si pararme porque soy un poco maniática del formato y la ortografía, pero no es culpa mía sino de mis profesores de Primaria).

Creo que si escribo todo lo que estoy pensando podría frenar esa cháchara verborreica que no me deja respirar. Me paso todo el día hablando, con mi familia, en la facultad, con los profesores, por email, por teléfono, en persona, con los camareros de la cafetería, con el vecino que coge el ascensor conmigo... En clase, cuento lo que me pasa en casa y lo que hago en mi tiempo """libre"""; en casa, cuento lo que me pasa en la calle. No hay quien lo pare, una vez que empiezo no puedo parar. Contar, charlar, hablar a cualquier velocidad, con parsimonia (más bien pocas veces) o igual de rápido que estoy escribiendo ahora. ¿Silencio? No le veo utilidad fuera de las depresiones, los exámenes y las preguntas incómodas del tipo '¿te quieres casar conmigo?'. Encima, como en esta etapa de mi carrera estamos con asignaturas poco clínicas y de las que te exigen hacer trabajos escritos, la tasa de verborrea por minuto aumenta paradójicamente de forma exponencial. Creo que con el último que hice, de Farmacología, superé mi capacidad maxima. Porque tienes que debatir cómo repartir el trabajo, a quién asignar cada parte, juntarse para trabajar en grupo, preguntar dudas... Un maremoto de enlaces de páginas en inglés, wasikòsky o cualquier idioma incomprensible. En fin, que los trabajos me tienen loca de la cabeza.

Luego, después de un día que te deja K.O. rotundo llegas a casa, a tu remanso de paz y empieza la guerra. Que si mi hermana E. habla mucho demasiado y le van a poner un parte (que conste en acta su 'mal comportamiento'), mis padres con su rollo "los novios son malos" o "no hay dinero" o "búscate un novio con dinero", mi perro... ah no, espera, no tengo perro. Mi otra hermana preguntándome cómo se visten los presentadores de un teatrillo, yo enchufada al ordenador haciendo tres trabajos al mismo tiempo y de repente oyes: ¡Débora, corre! Voy al salón y resulta que mis padres me habían avisado porque en la tele salían dos ginecólogos habando del cáncer de endometrio. Ya sé que el cáncer no es algo despreciable, pero ¡yo quiero ser pediatra! Me siento incomprendida, voy a la nevera y cojo un bombón de chocolate. Me planteo si buscar el sustitutivo, pero me da que no; por el momento no creo que sea el momento de buscar el momento para tener un lío con nadie, al menos de momento. El chocolate sólo está muy bueno y no me da tantos problemas, salvo un poco de acné que gracias a mis años de Medicina y el remedio de mi vecina sé tratar. Al menos tengo mi cochecito, con el que puedo ir a donde quiera pero estos días son malos para desplazamientos, si quieres llenar el tanque ya puedes preparar un riñón y la mejor opción parece quedarse en casa con las pantuflas, los problemas, los trabajos y la familia.

Tampoco es que me queje de mi vida. Me encanta, me lo paso muy bien casi todos los días. Algunos en especial, en los que hay muchísimas risas, ayudan a mantener una autoestima astronómica. Mis amigos son lo mejor, la chispa, la guinda o lo que sea que pongas al pastelillo encima de todo. Con ellos te ríes, te ríes y te ríes de lo que es gracioso y de lo que no lo es. Están contigo en los bueno y, a lo malo le dan una patada. No sé qué tipo de vida tendría sin mis amigos, esos medicuchos que en nada serán conmigo médicos de verdad (¡ay que miedo!). Tengo muy claro que el que mira hacia otro lado cuando tú pasas, no conoce la amistad. Y me da lástima. Porque cuando tienes un amigo, te conviertes en una persona mejor y dejas de ver barreras donde no las hay y dejas de girar la cara cuando pasa a tu lado alguien con quien peleaste una vez. Hay vida después de las peleas.

Una cosa que sí me trastorna un poco es no poder viajar todo lo que quiero. Me dicen que no es el momento, y lo sé. Me dicen que ahora toca estudiar, que hay luz al final del túnel. Pero para mí, si no es el túnel que une Francia con Inglaterra, me da un poco igual si estoy cerca de la luz o no. Con mochila o con maleta no importa, pero con mapa. Confío en que algún día pueda tachar de mi lista todos los sitios que me quedan por ver, aunque es una lista un tanto larga y que además, acaba en puntos suspensivos. No quiero una casa más grande, ni un móvil más caro, ni ropa más a la última. De hecho, cuando parece que uso ropa nueva se trata de cosas que le quito a mis hermanas. Las cosas materiales no me dan seguridad y tienen poca importancia para mí, son el medio para concretar fiestas, trabajos, pero en sí el hecho de poseer no es algo que despierte en mí ninguna satisfacción ni sensación de poder/tener. Pero los viajes... ayy. Los que me quedan por hacer y los que he hecho, esa gente tan estupenda que he conocido aquí y allí. Me acuerdo más de ellos de lo que podrían imaginar. Pero claro, esta son la clase de cosas que no les dices nunca, sino que las escribes en un blog o te las callas. 

Podría seguir escribiendo muchos párrafos como estos. Pero no conviene darte tanta información acerca de mí porque podrías llegar a conocerme y entonces, darte cuenta de que estoy medio loca de verdad. Deja que quede algo por contar, si es que acaso lo hay... para que quede entre tú y yo, la excusa para un café o a saber qué.

14 octubre 2012

Collecting Nature

Se ha convertido en una interesante afición coleccionar cosas de diversa naturaleza y procedencia. Lo de las conchas me viene de pequeña. No sé si te habrás percatado del curioso dato de que vivo en una isla volcánica, con playas de arena negra y poco más que guijarros, así que todos mis hallazgos provienen de costas fuera de donde vivo. Al igual que ocurre con las bellotas y las hojas de árboles cuyas raíces no encontrarás en suelo volcánico. Quizá más que recuerdos son acaso trofeos, arrancados de su sitio por mi mano y para mi regocijo atesorados, entre esas paredes de vidrio donde los guardo, observando impasibles el paso de mi ajetreo y del tiempo. Mi amiga S. me aseguró una vez que los botones de cuatro agujeros eran los más comunes pero yo me reservo mis dudas. Vivo en la tierra del sol, donde la gente no viste de camisa ni lleva chaqueta con frecuencia. 

12 octubre 2012

Día de la Hispanidad

Nuestra Señora del Pilar, Zaragoza 2006
Yo me encontraba por estos lares, un caluroso día de Agosto hace ya un par de añitos. Sabes que me encanta compartir mil cosas entre tú y yo y ésta no iba foto no iba a ser menos. Me trae muy buenos recuerdos familiares y personales, de aquellos días en los que no sabía qué era la Medicina ni qué diablos iba a hacer yo con mi vida.   

¡Feliz 12 de Octubre!

23 septiembre 2012

Otro

Después de otro verano demasiado maravilloso ha llegado otro comienzo de curso. 
Sumo ya unos cuantos a mis espaldas pero nunca me canso de ellos. La expectación de los primeros días, el olor a libros nuevos, las bibliotecas vacías, las colas en secretaría, las caras conocidas por los pasillos, los vaivenes de fichas de las asignaturas y en definitiva, todos esos pequeños detalles hacen que volver sea una delicia. Lo que no es tan delicioso es retomar el ritmo sueño-vigilia pero no todo podía ser bueno. Ahora es tiempo de promesas, agendas sin estrenar y buenos propósitos para lo que está por venir. Y mientras pasan estos primeros momentos de reincorporación nos sacudimos la nostalgia de aquellos días de verano, ya lejanos, y nos ponemos manos a la obra con nuestros deberes. No podemos vivir anclados en el pasado, aunque queramos. Esto es lo divertido del asunto, proyectar entre tú y yo nuevos planes, nuevas ideas, nuevos cursos, nuevos amigos... ¡a saber qué está por venir! 
¡Feliz comienzo de curso! 

Muelle en Muros, A Coruña
                                         

16 septiembre 2012

Círculos


A veces -ilusa de mí, intento creer que no pertenezco a un círculo concreto de personas, a un lugar o a un gremio particular. Me encanta pensar que soy tan chachi como pretendo ser aunque en el fondo entre tú y yo sepamos la verdad. Que soy lo que soy y soy de esas personas. Por supuesto me encanta que gentes de otros sitios tan variados como sea posible, pasen por mi vida y dejen su huella en ella. No sabes la cantidad de cosas que se puede llegar a aprender simplemente conociendo lo que hay más allá de la puerta de tu casa. Lo divertido, instructivo y útil que es, sólo es comparable a lo increíble que supone salir y descubrir Mundo. Por supuesto salir también te permite valorar lo que tienes y darte cuenta de cómo de implicada estas en tu propio círculo. Parte de la emoción supone saber si en la próxima calle vas a encontrar a un gilipollas sin remedio o a la persona más exótica que hayas conocido. En Santiago tuve una racha de buenas vibraciones y buenas gentes. No puedo sino alegrarme por haber encontrado allí a todos aquellos desconocidos a los que ahora llamo amigos, a médicos, peregrinos, gentes de Galicia, del extranjero y en definitiva, viandantes de este Mundo que nos da tantas posibilidades. A veces salir de tu círculo resulta una experiencia enriquecedora y no por ello olvidas quién eres ni de dónde vienes.   

Oyéronse campanas de boda

Hace una semana que fue la boda de mi amiga K.
Qué queréis que os diga, no encontraréis en mí a la más fiel defensora de las bodas. Sólo pensar en semejante situación hace que se me sobresalten las piedras en la vesícula. Todo lo que hay que preparar durante un buen tiempo atrás para una celebración que apenas dura un día. Perdón pero entre tú y yo, la escéptica era yo. Claramente mi amiga K. me ha hecho cambiar de opinión porque, más allá del velo del cliché y la tradición, queda lo más importante que es el Amor. No sólo el de la pareja que contrae nupcias, sino el que profesan por aquellos de quienes desean rodearse en ese día tan especial. Y para mí, sentirme querida y unida a otras personas es.. ¡lo más! Incluso si ello requiere litros de laca, rulos y tacones de muchos centímetros. Ellos estaban enamoradísimos; la novia, exquisita y los demás tirábamos al aire nuestros mejores deseos para ellos mezclados con el arroz. La incertidumbre de hacía meses sobre cómo sería la celebración, se evaporó en cuanto nos encontramos reunidos en el lugar establecido. Allí un íntimo grupo de familiares y amigos disfrutamos de una velada donde la luz y el color los ponía sin duda mi amiga K y su radiante marido. 
Para ellos les deseo toda la Felicidad posible y un sincero ¡¡Vivan los Novios!!   

15 septiembre 2012

El desubicado, el yogurín y el triste

Estas fueron mis tres oportunidades de ligue la noche pasada durante la fiesta del Cristo, aquí en La Laguna.
Los tres eran conocidos míos; del pasado, claro. Alguno era de un pasado más lejano que otro pero aún así no escaparon a mi ojo clínico. El hecho de encontrármelos en una misma noche siendo ellos de tan diferentes círculos de amistades me hizo ver que: primero, la fiesta del Cristo recibe cada año mucha mayor acogida y segundo, que debo tener un mal karma acumulado de narices desde hace varias vidas. Yo me aterraba por momentos. Tenía la sensación de quien estando a punto de morir, ve pasar ante sus ojos el resumen de su vida. ¿Será la señal de que puedo seguir adelante; como un desfile apoteósico de aquellos que alguna vez compartieron un capítulo de la historia conmigo?. Entre ellos y yo había existido un sí, un no y un tal vez. Quizá era hora de dejar marchar y olvidar tanta indecisión. Quizá soy yo sola la sentimental. Sea como fuere, ¡por favor que se me meta bien en el coco no volver a pisar nunca la misma piedra!  

07 septiembre 2012

De corazón a corazón

¡Hola hola!

Desde hace ya una semana estoy de vuelta por mi paradisíaca isla, Tenerife. Muy a mi pesar, el verano se acerca a su fin. Por mi marcada ausencia desde principios de Agosto puedes deducir -sin margen de error, que han sido unas vacaciones muy bien aprovechadas. Ha habido momentos de sol y lluvia, de tiempo libre y tareas varias, de excursiones y de quedarse en casa pero lo que sí hubo cada día eran momentos para reír, aprender y disfrutar. Vivir en "Monte da Condesa", la residencia universitaria donde me alojaba, fue toda una experiencia. Mis compañeros fueron los mejores que podía desear; ellos me hicieron creer que los amigos que haces en la universidad son para toda la vida. Mis prácticas en el CHUS (Complejo Hospitalario Universitario de Santiago) me enseñaron Medicina y lecciones de la vida misma. No puedo sino reconocer que la gente que conocí y el ambiente que viví en Santiago de Compostela cambió mi forma de pensar respecto a muchas cosas y que ahora sólo espero que todo cuanto ví, aprendí y conocí, viaje conmigo por siempre.

¡Me alegra mucho estar de nuevo entre vosotros
Feliz regreso para todos los que vuelven también.
     

10 agosto 2012

Todo corazón

Para los que se preguntan qué tal me va, háganse una visual de las fotos de abajo.
La primera es con los médicos que paso los días en la planta de cardio. La chica de mi derecha es una residente de 2º año y el médico que tenemos detrás es nuestro adjunto. Entre los dos me han explicado un montonazo de cosas nuevas. El chico de camiseta amarilla es un residente de medicina interna de 1er año que esta rotando por cardio y es el que me enseña palabras en gallego, es un buenazo. La chica morena es otra residente de 2º año y del médico de la esquina dicen que es uno de los mejores clínicos del hospital, el Dr. V. Él mismo me dijo que había estado por un tiempo en Tenerife y que había ayudado a formar la unidad de UCI del Hospiten Bellevue del Puerto de la Cruz, ¡¡¡toma ya!!! Ahí junto a la ventana es donde trabajamos a diario cuando acaba la sesión clínica y antes de ver a los pacientes. Cuando se ponen más tarde a hacer papeleo, yo misma, con su permiso claro, voy por mi cuenta a ver de nuevo a los pacientes y a hacerles una exploración cardiológica mas completa, tomandome más tiempo para auscultarlos y hablar con ellos. Algunos me han captado el acento al momento y uno me dijo que seguro que era de Canarias!!! Jajaja, para que piensen que sé gallego me he ido aprendiendo algunas palabritas y expresiones con acentiño gallego, porque entenderlo es muy facil pero hablarlo un poquito mas difícil. Ah y falta el último, que no sale en la foto porque la estaba sacando, ¡el guapisisisisimo resi de 4º de cardio!

Durante los almuerzos en el hospital, nos juntamos todos en unas mesas larguisimas que hay, para 10 ó más personas y nos contamos las batallas diarias y planeamos lo que haremos por las tardes. Mis compañeros rechinan dientes cada vez que me ven llegar con mi fonendo cardiology en el cuello porque saben que vale lo que vale. Yo me siento super agusto porque en cardio todos tienen uno como el mio, ¡jejeje! Ya me dijo A., que había tenido mucha suerte al tocarme cardio porque era uno de los servicios mejor considerados del hospital. El hospi de Santiago es sitio de referencia en Galicia. El jefe, al que aun no he conocido porque está de vacaciones, es el JEFE DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CARDIOLOGIA!!!! Yo los veo trabajar a todos y me creo que sean de los mejores.

En prácticas aprendo un monton!!!! A diario viendo e interpretando electrocardiogramas, he visto muchísimos casos de cosas que en Canarias no vería ni a la de tres, como el situs inverso de un paciente que tenía el corazon y todos los organos en el lado contrario así que los electrocardiogramas le salían al revés de lo normal y nos comíamos el coco para interpretarlos, ¡jajaja! También he visto válvulas biológicas por ecocardios hechas por mí misma e intoxicaciones por farmacos cardiológicos, casos muy muy raros. Aquí la población es muy viejita y todos los abuelitos rondan los 80 y tantos años. Por esto, se ven operaciones en pacientes mayores, cosa que no ocurre en Tenerife porque allí, no se arriesgan a operar con frecuencia a personas de más de 75 años y aquí, todo lo contrario. Además, los pacientes de cardio estan monitorizados 24h mediante Telemetría, cosa que no hay en Tenerife ni en sueños. El hospital tiene unas 12 plantas pero no lo aparenta porque esta construído a lo largo, aún así cada planta es el triple que una planta del HUNSC de tenerife. He hecho un kilometraje importante por esos pasillos... jajajajaja! El otro día mi resi me dejó acompañarla mientras hacía una guardia y pase por Urgencias... aquello era 5 veces las urgencias del HUNSC, tenía la zona general, triaje, críticos y observacion, cada sitio señalizado con unas flechas en el piso para no perderse y NO habia ningun paciente en una camilla en medio de ningun pasillo. Y justo entonces la llamaron por una parada cardiaca que llegaba en helicoptero desde Barbanza, una region cerca de aquí y tuvimos que correr por el pasillo para llegar hasta el ordenador más próximo. Como en las peliculas!!! Acción al limite!!! Jajajaja, pues no hizo sino bajar del helicóptero y en 15 minutos el paciente estaba estabilizado y ya había pasado por Cateterismo y tenía su estudio de coronarias hecho e informado... 15 min!! Me quede asi.. :O :O :O Fue increible... :)

Esta foto es mi residencia vista desde detrás, hay como una especie de zona arbolada con una variedad importante de árboles diferentes, desde palmeras a pinos, abetos, cipreses, robles, castaños y otros tantos que no sé identificar. Hay unos caminos que llevan a bancos en medio del cesped y a la sombra, donde poder sentarte. El suelo está regado de bellotas y pajarillos por todas partes. Hoy mientras recogía bellotas (ya tengo la caja de la sacarina llena) he descubierto unos champiñones justo al lado de uno de los caminos que, por cierto, tiene unas vistas espectaculares de la zona nueva, la avenida Barcelona donde están las consultas privadas de todos los médicos y que conduce al CHUS. Me encanta Santiago porque aquí está todo a 15 minutos caminando jajaja! :) 

 

02 agosto 2012

Gozando Vida

Pues así me va la vida...

Ahora me encuentro en los sillones de la entrada de Monte Da Condesa, la residencia de estudiantes donde nos quedamos los otros estudiantes de intercambio y yo. Mi compañera de habitación está durmiendo como un tronco, los demás también se han marchado ya pero yo aún acuso el jet-lag aunque sea de 1 hora que, oye... se nota.

El CHUS es el hospital donde hago las prácticas de Cardiología. Ah, y donde almuerzo con los demás, ¡un pedazo de menú increíble! Pero no os preocupéis que todo se baja prontamente porque según salimos de prácticas, cogemos nuestras cosas y nos vamos de paseo a donde nos lleve la corriente o el instinto, como lo llamamos entre nosotros. Básicamente damos vueltas y rodeos por el entresijo de calles que componen el corazón de Santiago, unas veces haciendo más la mona que otras. 

Ahora tengo que dejaros porque acaba de llegar mi amiga A. :) 

¡Hasta la próxima!

28 julio 2012

Empacando

Mi viaje ya está a la vuelta de la esquina. En breve pondré los pies sobre la ruta del Norte. Adiós playa. Mientras espero, llevo la cuenta de los días que me quedan en Tenerife. Cuando vuelva apenas tendré unos días antes de que empiecen de nuevo las clases pero nada tengo yo que ver en eso. Fue suerte y no suerte que este Agosto consiguiera esa plaza de intercambio. Cómo me irá, si me gustará, si me adaptaré o si se adaptará Santiago de Compostela a mí son interrogantes entre tú y yo que empaqueto junto al fonendo, la bata y el neceser. Por lo pronto así me encuentro, seleccionando aquello que me acompañará de entre lo que se ha de quedar. Tantas cosas...

12 julio 2012

Mis series de Verano

Cada Verano hago un "pito-pito" para elegir una serie a la que engancharme durante las semanas que tengo libres. Tras la clausura de la temporada correspondiente de Anatomía de Grey, voy en busca de algo nuevo con que hacer tiempo hasta Septiembre. Por lo general son series de las que no he visto ningún capítulo, que me hayan recomendado o no y que cuentan con considerables temporadas. 

Cuando era pequeña veía lo que ponían en la televisión: Los Vigilantes de la Playa o La Doctora Quinn. Con esto de Internet se acabó la tiranía del mando a distancia. Hace un par de años me iba el glamour y me empapé Sexo en Nueva York de principio a fin. Fue una importante dosis de sexo pero fue soportable; de hecho me encantó y esto hizo que me gustaran más las películas, secuelas de la historia. El verano pasado me dio por indagar en temas legales y acabé con The Good Wife aunque no fue para nada un final, sino el principio de una bonita y sana adicción por los abogados, los hombres con corbata y los pleitos.
Amigos, sin duda [SCRUBS] es la serie de este Verano: otra de médicos para variar. No había oído hablar de ella antes, me la recomendó mi amiga Z. y tiene 8 temporadas hasta donde me alcanza la vista. La empecé a ver y me enganchó desde el primer capítulo. ¡Hecho! Ahora me encuentro a mitad de camino en la historia de estos entrañables y carismáticos personajes que me han propiciado algunas de las mejores carcajadas del Verano y ¡qué demonios! del año entero. Porque lo que es divertido, no necesita tener lógica para que te haga reír. Que transcurra en un hospital, no es más que un mero hecho de emplazamiento. Esta podía haber sido la historia de cualquier novato en cualquier otra situación. Y entre tú y yo, es esa ingenuidad y falta de experiencia con la que tan bien me identifico porque después de tantos años de estudio, sigo sin tener ni idea. Qué quieres... estudio Medicina.

10 julio 2012

La vuelta al Mundo

Hay aspectos serios y no serios en nuestra personalidad. 
O unas cosas que cambian y otras que no lo hacen. 
Hay quien es cabezota y con el tiempo se doblega (o lo adiestran), a otros nunca le gustó la música clásica. Hay quien nació soltero y vivió feliz junto a nadie comiéndose todas las perdices; y hay a quien le va el deporte de riesgo (y por eso se casa). No podemos evitar que el Mundo cambie y que nosotros también lo hagamos. Sin embargo nos reconocemos a lo largo del tiempo dentro del mismo cuerpo que nunca es el mismo, por querer creer que nuestra persona una vez forjada (durante la adolescencia, o más tarde en el caso de los hombres) se mantiene igual para siempre. No. Todo el mundo cambia. Aunque hay cosas que nunca cambian. ¿Tú lo entiendes? Yo tampoco. 

El otro día mi hermana estaba hojeando un libro: "Los 501 lugares que no puedes dejar de visitar". Yo, como toda buena estudiante de Medicina -competitiva sin límites; la reté a que me hiciera preguntas a medida que fuera pasando las páginas. Lo que empezó como una idea boba pasó a ser una idea divertidísima. Mi hermana se motivaba buscando preguntas de los 5 continentes y algún que otro océano y yo, me machacaba los sesos buscando entre la papilla el lugar donde había dejado todo mi conocimiento previo a la Medicina. Nunca hay que escatimar en culturilla. Poder seguir aprendiendo más cada día es uno de los mejores regalos que nos da la Vida. Nombres de capitales, reyes o castillos, cuál es el edificio más alto del mundo, los lagos más grandes de Estados Unidos, por dónde se extiende la Gran Muralla China, cómo es la bandera de Nueva Zelanda, por qué es famoso el Mar Muerto, el idioma oficial en Túnez... dos palabritas mágicas y a Deb se le activa el botón secreto de los sueños. Y entonces recuerdo que me encantan los viajes porque son experiencias apasionantes y que, si pudiera dar la vuelta al Mundo, no me lo pensaría dos veces. Supongo que los sueños entre tú y yo siempre nos acompañan ajenos al resto de cosas de nuestra vida, impertérritos, atemporales. Ahí están, hasta el día en que te atrevas a perseguirlos y convertirlos en tu realidad. 

Las dos palabras mágicas son ¡Buen Viaje!       

¡Achús!

 



 
 
Te preguntarás qué clase de pesona tonta pilla un resfriado en pleno verano. Pues yo. Y ya llevo cinco días con pastillas. Cuidado, que no vuelen gérmenes entre tú y yo, no quiero convertirme en el nuevo origen de alguna cepa mutante.